Retos y necesidades

Retos

Las empresas distribuidoras y suministradores de gas y electricidad, por ser poseedoras de grandes infraestructuras y de un gran número de instalaciones, necesitan permanentemente optimizar en un proceso continuo de mejorar la gestión sus activos.

Las infraestructuras e instalaciones necesitan ser revisadas periódicamente (R.D. 919/2006/R.D. 984/2015) para detectar irregularidades que puedan derivar en incumplimientos reglamentarios, incidentes o en mal funcionamiento. Una inspección periódica obligatoria/reglamentaria, se realiza, por ejemplo, para detectar problemas en la conexión de la torre de alta tensión con la puesta a tierra o en las instalaciones receptoras de gas alimentadas desde redes de distribución por canalización.

Actualmente estas operaciones se realizan de forma manual, y local y de forma periódica por una brigada que debe recorrer las numerosas instalaciones a lo largo del territorio nacional con los consiguientes costes y riesgos.

En este sentido, una monitorización avanzada de las instalaciones de distribución de Gas y Electricidad se presenta necesaria e imprescindible, la cual permitirá hacer frente a nuevos retos y nuevas oportunidades y con nuevas herramientas informáticas que las gestionan. Las redes de distribución de Gas y Electricidad tienen que ser unos medios robustos, flexibles y fiables que dispongan de los medios tecnológicos necesarios para reaccionar y resolver con rapidez y eficacia los incidentes que puedan presentarse, de forma transparente para el usuario y los otros agentes de ambos sistemas. La gestión de tales redes es compleja no solamente por su propia arquitectura y de los pocos datos disponibles sino también de las varias incidencias que pueden producirse.

El desarrollo de un conjunto de sensores robustos y de bajo coste a instalar en las instalaciones pueden ser una herramienta útil para la gestión de activos. Además podrán posibilitar no solamente una verificación reglamentaria eficaz sino también del estado de los distintos componentes de la instalación de forma remota, evitando así tener que ir a campo a realizarlo manualmente. Con esto se podrá asegurar una mejor y más eficiente gestión de los activos por parte de las unidades y empresas implicadas.

El presente proyecto se enmarca dentro de una estrategia a medio plazo para desarrollar sistemas de monitorización avanzada de redes e instalaciones de distribución de gas y electricidad. Esta estrategia pretende, en el medio plazo, contar con los conocimientos, herramientas y equipos que permitan realizar una gestión eficiente y optimizada de activos de distribución de gas y electricidad, incorporando nuevas funcionalidades, incrementando la seguridad y fiabilidad de las acciones de mantenimiento y de suministro.

 

Necesidades

El proyecto MAIGE se centra en el concepto de Gestión de Activos, con un impacto directo en el grado de inspección y mantenimiento de las instalaciones de distribución de gas y electricidad, en la cual se pretende reforzar los activos de gestión inteligente, proporcionando la capacidad de actuación de las brigadas de forma remota.

 

El proyecto MAIGE pretende dar respuesta a las siguientes necesidades:

  1. Desarrollo de un conjunto de sensores robustos y de bajo coste a instalar en los centros de transformación (CCTT) que puedan posibilitar una verificación reglamentaria y del estado de los distintos componentes de la instalación de forma remota, evitando tener que ir a campo a realizarlo manualmente.

Incluirá la incorporación de sistemas visuales a los centros de transformación (CCTT), para, con un sistema experto de interpretación, identificar cambios significativos en el centro de transformación (presencia de personas y objetos extraños, posición de mandos, etc.). Mediante esta solución será posible optimizar las visitas de mantenimiento preventivo por parte del personal y anticiparse a posibles fallos.

 

  1. Desarrollo de un equipo que incorpore unos sensores robustos, fiable, de bajo coste y consumo, con alimentación solar, que se pueda instalar en las torres de alta tensión, y otras instalaciones, etc. y que verifique la continuidad y resistencia de la puesta a tierra. Adicionalmente en tal equipo se podrán integrar (dependiendo del análisis coste-beneficio) de otros sensores como de temperatura, humedad, detección de rayos, viento, sensor de presencia, etc.

 

  1. Desarrollo de sistemas de monitorización (sensores) para detección y localización de faltas y de desequilibrio de fases y cargas en las redes aéreas de media tensión.

 

  1. Definición y, en su caso desarrollo, de un sistema de comunicaciones para dar cobertura a estos sensores, en todas las áreas geográficas donde están las instalaciones eléctricas y de gas. Las necesidades de comunicación son de pequeño volumen de datos, y gran dispersión (baja densidad) de los puntos de comunicación.

 

En el escenario de la gestión de activos es primordial plantear proyectos de innovación con una parte destacada de pilotos y demostración de funcionamiento de las tecnologías en entorno real, para ser capaces de implementar las soluciones lo antes posible en las redes de distribución.

El proyecto MAIGE está claramente alineado con esta premisa a través de la realización de varios pilotos en los que se probarán los desarrollos que dan respuesta a las 4 líneas de investigaciones o necesidades previamente planteadas.

Bajo estas directrices, dentro de las políticas de innovación europeas y el nuevo programa H2020 figuran una serie de retos sociales entre los cuales se encuentra el reto social de energía. Una de las actuaciones clave identificadas tanto en H2020 como en el Integrated Roadmap del SET-Plan es la de “Low Carbon Energy” en el cual se alinea claramente el proyecto MAIGE.

El proyecto MAIGE combina el necesario liderazgo empresarial con el apoyo de centros de investigación y universidades que permitirá al sector gas y eléctrico nacional seguir a la cabeza del desarrollo de las infraestructuras energéticas a nivel europeo y mundial.